Barranco del Cicera


Después de mucho tiempo sin planear un barranco con agua, buscamos un domingo libre y soleado, y por fin el pasado 17 de agosto se alinearon los astros! Al tener que alquilar material para algún compañero nos decidimos por la zona de la hermida, para poder alquilar en Unquera, hacer un barranco y si sobraba tiempo probar la recién estrenada vía ferrata Pozo el Milar.

Al ser domingo y verano descartamos el Navedo, ya que estaría a tope de empresas de aventura. La opción era el Cicera y después de preguntar a nuestros amigos de caimanejo acerca del barranco nos decidimos por este, ya que no lo conocíamos y nos quedaba cerca de la zona.

Ibamos con bastantes dudas, ya que lo que habíamos leído era que tenia bastante suciedad, que olía mal, que las instalaciones eran precarias, etc, etc, y realmente nos sorprendió para bien, un barranco fácil de hacer, pero no tan divertido como el Navedo u otros barrancos, este no tiene saltos, toboganes, etc. Pero las vistas cuando se abre son espectaculares y sobre todo la tranquilidad de ir solos. Las instalaciones todas con químicos o parabolt con la seguridad que eso te da.

Hubo miembros del grupo que se fueron a hacer una ruta con lo que teníamos la ventaja de tener dos coches para la combinación. Nos cambiamos pasada la zona del acceso al Navedo y subimos hasta el pueblo de Cicera donde dejamos el segundo coche que mas tarde utilizarían nuestros compañeros. Al barranco accedimos desde un antiguo molino. Al principio vamos avanzando por zonas de resaltes, zonas que resbalan mucho y con mucha mas vegetación de la que esperábamos encontrar. Llegamos al primer rapel de 6 metros, sin dificultades y enseguida llegamos al segundo rapel de 8mt, que tampoco presenta ningún problema. Seguimos avanzando por las gradas, destrepando cuando tocaba y nos alcanza un barranquista solitario de Lérida! Con una saca de ultima generación! Un crack el tío!

Dejamos que nos adelante en el rapel de 5mt ya que nosotros somos mas y le volvemos a alcanzar en el rapel de 20mt, nos deja bajar por su cuerda en doble, así que lo aprovechamos y no perdemos tiempo! Un rapel muy bonito, con mucho musgo, sin problemas tampoco, hasta ahora, un barranco ideal para novatos. Después de una breve charla con el solitario barranquista, nos despedimos mientras come algo y avanzamos en busca del ultimo rapel, el único que con mucha agua podría presentar alguna dificultad, ya que el agua te cae justo encima.

A partir de aquí el barranco pierde interés, y empezamos a buscar un escape. Parece que lo encontramos y empezamos a subir, pero en un desvío no vimos que el sendero, muy poco marcado, iba hacia la derecha y fuimos a la izquierda, con el consiguiente sofocón hasta llegar al camino. Una vez en el, bebemos un poco de agua, nos quitamos la chaqueta del neopreno y huimos de los tábanos que nos acechan en dirección de bajada, para llegar al coche que dejamos en el desfiladero de la hermida y poder cambiarnos y comer mientras nuestros compañeros vuelven de su trekking.

En definitiva, un barranco que me ha sorprendido para bien. Un consejo por si alguien se plantea hacerle, merece la pena dejar el coche en el pueblo de Cicera y al terminar volver a subir al pueblo y no como lo hicimos nosotros. Ya que tardamos una media hora hasta el coche que estaba aparcado en la carretera del desfiladero y posiblemente hasta el pueblo de Cicera hubiéramos tardado menos.


Album de fotos:

Saliendo de Cicera
Close
Saliendo de Cicera
Ultimos ajustes
Close
Ultimos ajustes
Vamos con el primer salto
Close
Vamos con el primer salto
 
Al agua!!
Close
Al agua!!
Splashhh
Close
Splashhh
Que profesional
Close
Que profesional
 
Barranco del Cicera
Close
Barranco del Cicera
Una duchita refrescante
Close
Una duchita refrescante
Rapelando hacia la poza
Close
Rapelando hacia la poza
 
Cascada finalizada
Close
Cascada finalizada
Cuidado con la cuerda
Close
Cuidado con la cuerda
 
El hombre de la olla
Close
El hombre de la olla
En mitad de la cascada
Close
En mitad de la cascada
 

Video:


Track:

Descargar fichero kml