La Berrea


Empieza la época de la berrea en los montes cántabros y como es costumbre no faltamos a la cita. Unos compañeros nos dicen que ya les han oído esta semana así que aprovechamos el buen tiempo de este sábado para ir a nuestra zona preferida, el puerto de Palombera, algún año cambiaremos de destino…

La última vez que vinimos fuimos hacia el barranco de las hachas pero la niebla no nos dejo ver nada así que este año decidimos ir hacia la derecha, para subir hasta Cotera Mayor y el alto de la Pedraja. Menos gente que otros años por la zona, cosa que se agradece, no nos hubiera gustado encontrarnos con varios coches y montones de gente como se veían bajar de la cruz de fuentes.

Tres compañeros de ruta no habían visto ni oído la berrea nunca, ni habían andado de noche por el monte, les encanto, y tuvieron la suerte de ver a un grupo de seis ciervas bastante cerca, no vimos al macho que siempre impresiona mas pero no iba a ser todo perfecto el primer día. Volviendo al coche, ya sin sol, con una pequeña luna que se escondía poco a poco pudimos ver un bonito cielo oscuro, lleno de estrellas, distinguir la vía láctea e incluso ver una larga estrella fugaz.

Un buen día como casi siempre en la berrea, para rematar paramos a cenar en La Herradura Food & Drink de Espinilla, un buen sitio para cenar unas ricas hamburguesas.

Aquí os dejo el testimonio de una compañera de ruta:

“Recién llegado el otoño es el momento de contemplar, o por lo menos oír, el espectáculo de la berrea, para ello nos vamos hacia el puerto de Palombera. Llegamos al puerto al atardecer, con una maravillosa temperatura y el cielo totalmente despejado, dejamos el coche en el aparcamiento, por llamarlo de alguna manera, y emprendimos la ruta cargados de ilusión, para algunos era la primera vez que íbamos a verlo y desde luego la primera vez que hacíamos una ruta nocturna.

Seguimos a los guías y comenzamos a andar entre vacas y caballos siempre hacia arriba esperando que anocheciera… cuando ante nuestros ojos cruzaron cuatro ciervas y otras dos que las perseguían, parecía que nos incitaban a seguirlas y desde luego eso hicimos, las vimos unas cuantas veces más mientras llegábamos a una pequeña cima en la que repusimos fuerzas.

Mientras esperamos a que se hiciese de noche y se ocultara la luna por completo comenzamos a oír berrear a los machos, estremece, cuando la oscuridad era total emprendimos la vuelta con las frontales, muy potentes todo hay que decirlo. A mitad del camino apagamos las luces para contemplar el cielo, sin luna y totalmente oscuro las estrellas son imponentes, para nuestra sorpresa cruzó el cielo una estrella fugaz que por lo menos mi persona nunca la había visto así, fue un momento mágico.

Seguimos descendiendo hasta el coche con la sensación de haber disfrutado de la naturaleza en todo su esplendor, rodeados de ojos que brillaban con la luz de las linternas, algunos de vacas y los más de ciervos, que ahora nos seguían a nosotros.

Repuestas las fuerzas con algo rico rico llegamos a una conclusión: ruta facilita, buena compañía y sobre todo mucha, mucha suerte. Gracias a los “expertos” sin vosotros no lo hubiésemos logrado.”


Album de fotos:
IMG_1291.jpgIMG_1294.jpgIMG_0712.jpgIMG_0714.jpgFoto 24-9-17 10 07 40 (3).jpgIMG_0740.jpgIMG_1305.jpgIMG_0743.jpgFoto 23-9-17 21 40 43.jpgPerfil_Km.jpgPerfil_Tiempo.jpg

Track:

Descargar fichero kml